Publicidad
Comunicación · 11 de Marzo de 2013. 09:31h.

El caso Método 3 salpica una periodista d'El Periódico

Maika Navarro admite veinte días después que se reunió con Francesc Marco el día de su detención y luego con el director general de los Mossos

El caso Método 3 salpica una periodista d'El Periódico

Maika Navarro, declarando en un juicio, en una foto de archivo

La periodista Maika Navarro de El Periódico ha admitido finalmente que fue ella quien se reunió con el director de Método 3, Francisco Marco, el día de su detención. Su nombre había circulado es del pasado 21 de febrero-incluso habló el TN de ese día-, pero Navarro ha guardado silencio hasta hoy en que el director general de la Policía, Manel Prat, ha convocado una rueda de prensa.

La información, en efecto, empezó a circular a mediados de febrero y se confirmó tras la declaración del director de Método 3 ante el juzgados, pero la periodista de El Periódico -especializada en información policial y de tribunales- había guardado silencio desde entonces. La Vanguardia y El Mundo se volvieron a hacer eco el pasado sábado.

Navarro ha reconocido ahora a El Periódico que ella era la mujer que el director de los Mossos, Manel Prat, recogió cerca de la vivienda del director de Método 3, Francisco Marco, horas antes de la detención de éste.

La periodista Maika Navarro ha reconcodio ahora en El Periódico que ella era la mujer que el director de los Mossos, Manel Prat, recogió cerca de la vivienda del director de Método 3, Francisco Marco, horas antes de la detención de éste.

Navarro puntualiza que subió al coche "en la esquina de la calle Consell de Cent con Rambla de Catalunya, es decir, a un kilómetro y medio del domicilio de Marco. El jefe de fotografía de El País, Juan Sánchez, me vio entrar al vehículo. Y alguien más, un policía que, según el informe que citan algunos medios, anotó la matrícula ".

La periodista explica que "el día de su detención estuve con Marco. Como estuve en dos ocasiones más. Nunca en su domicilio. Nos citamos en bares y el lunes de la detención, en la calle". "Marco tenía las sospechas de que entonces podía estar siendo vigilado por la Policía. Pero no imaginé nunca que tras entrevistarse con él, los agentes decidirían seguirme", explica.

En cuanto a su cita con Prat explica que "la sede del departamento de Interior es a tres minutos andando de la redacción del diario, y le sugerí que, dado que tenía que pasar con su coche por Consell de Cent para ir a la reunión en la consejería, me recogiera, y mientras yo comía él se tomara un café conmigo ".

"En la esquina de Consell de Cent con la Rambla de Catalunya vi un establecimiento de perritos calientes, y decidí que le pediría a Prat que bajara mientras yo me tomaba el bocata. Entonces fue cuando en la misma esquina estacionaria su moto el fotógrafo Joan Sánchez. Me saludó. En ese momento me di cuenta de la proximidad de la redacción de El País, y cuando el automóvil de Prat se detuvo en la esquina, subí ", indica.

"El coche del director de los Mossos no varió su ruta para recogerme. Se detuvo en la esquina de Consell de Cent con Paseo de San Juan. Caminamos hasta un restaurante italiano de la calle de Aragó. Yo me pedir un tomate con mozzarela y una Coca Cola ligth y él un Vichy ".

"Prat tenía prisa por la reunión, y no esperó que yo me acabara el café. Ni le expliqué de dónde venía, ni me preguntó. El encuentro entre una redactora de sucesos y un jefe policial no duró más de un cuarto de hora. Me terminé el café, pagué, y volví a El Periódico.

"Como es norma en esta profesión, y yo la cumplo, no revelo nunca mis fuentes. Si lo hago en esta ocasión es después de haber pedido autorización para hacerlo a Manel Prat. Ninguno de los periodistas que los últimos días han escrito sobre este tema me ha llamado para contrastar la información que luego han publicado. Otros que sí se pusieron en contacto conmigo decidieron no publicarlo porque nunca debería ser noticia que una periodista de sucesos intente obtener noticias", concluye.

Publicidad
Publicidad

43 Comentarios

Publicidad
#21 pepito, barcelona, 22/12/2017 - 23:17

esta chica parece haberse olvidado de cuando los demas le haciamos el trabajo de campo por cuatro duros, cuando pagaba, mientras ella tomaba café en consell de cent con Aribau con su marido, despues todas las fotos y textos salian a su nombre...aplausos sordos...

#20 Kropotkin, Vic, 11/03/2013 - 21:28

El Periodico no es un periódico. Es la Gaceta del Poder. ¿Aún se lo compra alquien? Jua, jua, jua,...

#19 nepeta, el ràdio dels Mortadelo i Filemón, 11/03/2013 - 16:37

ràbia, Rahola, la Navarro té més contactes.

#18 Kropotkin, Vic, 11/03/2013 - 14:55

Corruptonia is not Spain...

#18.1 españa=paro y miseria, botswana, 11/03/2013 - 15:26

CorrupSpain is Africa...Bankia, Barcenas, Rajoy, Mato, Cospedal, Urdangarin, Infantas, Camps, Barberà, Matas...etc, etc...juas, juas

#18.2 Casper, Cataluña es Kazajstán, 11/03/2013 - 17:18

Que vergüenza todo este asunto, tenemos una policía politizada por sus mandos independentistas y para colmo ineficaz. Hábiles con chorizos de medio pelo e inútiles para lo importante. Patético.

#17 María Jesús, Barcelona, 11/03/2013 - 13:59

a quien salpica es al jefe de los moSSos, la policía política del NSDAP.cat

#17.1 María Jesús, El Pardo, 11/03/2013 - 15:44

no te flipes usurpadora de nicks, que fue gracias a los camaradas del NSDAP que los de nuestros pudieron ganar la guerra civil i someter a los nacionalismos perifericos durante 40 años...ahh, ojala volvieran esos tiempos...

#17.2 María Jesús, Barcelona, 11/03/2013 - 17:03

Tú, lo único que tienes de Pardo es el oso con el que se casó tu madre.

Aprende a escribir en algún idioma, nacionalista.

#17.3 Moles, Les Ardenes, 11/03/2013 - 23:35

no ets nacionalista? Llavors que ets?

#17.4 Francesc, Barcelona, 12/03/2013 - 12:29

Per uiositat, M. Jesus. d'on ha sortit aquesta mala geia teva tan bèstia, que et permet dir tantes infàmies? Si em demanes d'on han sortit els meus posicionaments crítics amb el nacionalisme espanyol estic obert a respondre't. Però fes-ho, tu, també. El teu és un cas excepcional per l'agressivitat.