Publicidad
Comunicación · 30 de Enero de 2017. 15:27h.

El exasesor de Luis del Olmo estafó 14 millones de euros al periodista

Rogelio Rengel, condenado a diez años de cárcel

El exasesor de Luis del Olmo estafó 14 millones de euros al periodista

Luis del Olmo, en una foto de archivo

La Audiencia de Barcelona ha condenado a diez años y medio de cárcel a Rogelio Rengel, exadministrador de los bienes de Luis del Olmo, por apropiarse de más de 14 millones de euros de las empresas del periodista entre los años 2005 y 2011, enmascarando las salidas de dinero como inversiones.

La sección tercera de la Audiencia condena a Rengel por un delito continuado de apropiación indebida y otro societario de falsificación de cuentas y le obliga a indemnizar a las sociedades de Luis del Olmo con los 14,3 millones de euros que presuntamente desvió de sus cuentas.

La sala cree probado que el acusado aprovechó la "profunda relación de amistad" que mantenía con Luis del Olmo, su esposa e hijos para desviar fondos de sus sociedades, haciendo constar las salidas de dinero en la contabilidad de las mismas como "inversiones que a la práctica no se realizaron".

Del Olmo y su mujer le encomendaron que le gestionara las sociedades que habían creado: Producciones Lumer y Sociedad Profesional del Periodismo, y asumió "en exclusiva" su contabilidad.  

Según la sentencia, Rengel empezó a desviar fondos de ambas sociedades,como mínimo desde 2005; haciendo constar en la contabilidad de ambas unos datos que no se correspondían con la realidad. Este administrador hizo suyos un total de 8.945.649 euros de la sociedad anónima Producciones Rengel y 5.435.144 de Sociedad Profesional del Periodismo.

El acusado, según la sentencia, también estafó cantidades inferiores a otras personas del entorno del periodista. La Audiencia le ha condenado a siete años y medio por el delito continuado de apropiación indebida y a otros tres años por el delito societario de falsificación de cuentas, además de una multa.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Alejandro, Barcelona, 30/01/2017 - 20:58

¡Qué país de chorizos por Dios!! Levantas una piedra del suelo y te sale una cueva de ladrones diez veces más grande que la de Alí babá. El raterío, la corrupción, lo debemos llevar en los genes y no se salva ni uno.¡Qué asco de gente!!