Publicidad
Comunicación · 27 de Mayo de 2020. 10:04h.

El independentismo mandará en el CAC por el voto de calidad del presidente

La dimisión de Salvador Alsius deja a ambos bandos empatados

El independentismo mandará en el CAC por el voto de calidad del presidente

El periodista Salvador Alsius ha renunciado al cargo de vicepresidente del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), según recoge el Boletín Oficial del Parlament y en el Diario Oficial de la Generalitat en una resolución del 11 de mayo.

Alsius considera, según ha explicado a la ABC, que ha "llegado el momento". "Me acerco ya a los 72 años de edad y quiero dedicarme más y mejor a mi familia", ha añadido. Con esta baja, el independentismo pierde la mayoría absoluta en el CAC.

Actualmente, en el CAC hay cuatro miembros, tres de ellos en funciones -Roger Loppacher, Carmen Figueres y Daniel Sirera- y una cuarta -Yvonne Griley- con el mandato vigente hasta julio. El efecto inmediato de la decisión de Alsius es el equilibrio de los consejeros en el ente público.

En varias ocasiones, Loppacher, como presidente del CAC, ha tenido que hacer uso de su voto de calidad para desequilibrar las votaciones del organismo público debido a las renuncias de los consejeros que se han ido produciendo. Con esta nueva situación, el presidente tendrá que volver a utilizar esta potestad para que el CAC queda dividido dos a dos.

Publicidad
Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#4 ferran, jonestown, 28/05/2020 - 00:33

loppacher exemple de vividor...

#3 Sergi Sergio, Barcelona, 27/05/2020 - 14:31

El CAC es otra mamandurria mas, otro chiringuito mas, para que los vivales, vividores y parasitos patrioticos vivan de p madre y sigan mamando del erario publico, no tiene otro objetivo que mantener a la tropa bien comida y bien servida.Si se cerrara Catalunya no notaria absolutamente nada, solo lo notarian estos chupopteros.

#2 Carlos Gomez, bestia amb forma humana, 27/05/2020 - 13:19

El que no entenc es perque voten.

#1 Menjamela Grandi, Anapurna, 27/05/2020 - 10:19

Más allá de los desorbitados sueldos injustificados que cobran los sesgados zánganos de ese chiringuito, ¿a quién le importa lo que diga o haga el CACa ?