Publicidad
Comunicación · 5 de Diciembre de 2013. 17:30h.

El sustituto de Pedrerol lamenta ser "el hijoputa"

García-Hirschfeld acepta presentar Punto Pelota porque las pasa "canutas para llegar a fin de mes"

El sustituto de Pedrerol lamenta ser "el hijoputa"

Carlos García-Hirschfeld, en su debut

El sustituto de Josep Pedrerol al frente de Punto Pelota, Carlos García-Hirschfeld, ha recibido todo tipo de insultos por aceptar hacerse cargo de la tertulia deportiva de Intereconomía. Al periodista, que se hizo popular por presentar años atrás 'Impactos TV', le reprochan que aceptara la oferta pese a saber que los periodistas despedidos llevaban meses sin cobrar.

García-Hirschfeld ha tenido que salir al paso en su blog para explicar que "menos mal que mi madre no tiene Twitter. Y lástima que no sea analfabeta, porque si hoy entra, por ejemplo, en algunos periódicos digitales no leerá cosas bonitas sobre su hijo".

"Anoche me estrené presentando el programa “Punto Pelota” de Intereconomía en sustitución de Josep Pedrerol. Recibí al mediodía una llamada en la que se me preguntaba si estaba dispuesto a hacerme cargo del programa esa misma noche. Uno de esos aquí te pillo aquí te mato tan típicos de nuestra profesión y, más concretamente, de la tele. Y dije que sí", explica.

El periodista admite que "no fue fácil. En ningún sentido. La mitad del equipo habitual del programa no estaba allí. La otra mitad, lógicamente, estaba bajo el impacto emocional de saber que el que hasta anoche había sido su jefe dejaba la casa y era sustituido por otro al que no conocían".

"Hoy el Hijoputa soy yo. En las redes sociales, sin profundizar demasiado, he leído a gente diciéndome, además de hijo de mala madre, traidor, esquirol, mal compañero, ladrón, imbécil, arrastrado… Algunos aventuraban sobre (dicho finamente) mi tendencia a practicar el coito con las novias de mis amigos y no sé cuántas lindezas más que les ahorro", relata.

"Y yo entiendo el cabreo, pero pido también a la gente que comprenda. Yo, además de periodista, soy empresario. Como nos pasa a todos por la cadena de impagados en la que se ha convertido este país, llevo casi un año pasándolas más que canutas con mi empresa para llegar a fin de mes y poder pagar las facturas", indica.

"Hace meses tuve que despedir a todos mis trabajadores. En este momento mi productora no tiene ningún programa en el aire. Estoy felizmente casado y tengo tres hijos y llevo más de un año sin poder pagarme un sueldo porque mi empresa no se lo puede permitir", añade.

"¿Debo en estas circunstancias decir que no a una oferta de trabajo que me hace una cadena de televisión? Yo creo que no. Evidentemente lamento la situación que ha vivido Josep Pedrerol al que no conozco personalmente y al que deseo lo mejor".

"Por supuesto me parece tremenda la angustia de los trabajadores de Intereconomía a los que se les debe dinero. ¿Pero alguien es capaz de decirme que, en mi situación, habrían rechazado un trabajo como el que me ofrecían? Yo creo que no".

"Pero me da igual. Yo me considero una buena persona, creo que soy un buen profesional y anoche, como esta noche y las que vengan, intentaré hacer el mejor programa de televisión posible. Y si a alguien le parece mal, lo lamento muchísimo".

"Si tengo que elegir, sinceramente, prefiero que me llamen hijoputa personas que no me conocen, a que me llamen tontolculo mi mujer y mis hijos por renunciar a un trabajo en un momento como este", concluye.

Publicidad
Publicidad

11 Comentarios

Publicidad
#11 Hug, Bcn, 06/12/2013 - 16:09

Punto pelota ha sortit guanyant!

#10 Jordi, Teià, 06/12/2013 - 02:37

I té tota la raó.

#9 Sortiràn, Sant Joan Despí, 05/12/2013 - 21:14

Sortiràn els: partits d'esquerres e indepes, plataformes, associacions, mitjans de comunicació, La Cuatro, La Sexta, TV3... a defensar els treballadors acomiats d'Intereconomía i obrir tots els noticiaris i debats amb aquest tema...O aixó just pasa quan és una TV pública arruinada que paguem TOTS

#7 El mico de l'anís, Badalona, 05/12/2013 - 20:40

Són els valors que defensa Intereconomía. Satisfer l'amo encara que sigui trepitjant el cap dels companys.
Els qui insulten són els mateixos que defensen l'ultra-liberalisme i aposten per suprimir el pocs drets socials que queden als treballadors. No sé de què es queixen ara.

#6 Koan, Barcelona, 05/12/2013 - 20:11

Millor no jutjar. Què tenim aqui? Una empresa que no paga, un conflicte amb un grup de treballadors, i un tercer periodista que ha acceptat una oferta de treball, quan estava en una situació laboral difícil. Si algú ha de ser criticat és l'empresa que no paga.

#6.1 Pere, bcn, 06/12/2013 - 17:37

Doncs jo sí que jutjo. Som una societat cobarda que no dubtem en trepitjar-nos entre nosaltres mateixos abans que revoltar-nos contra qui ens humilia.