Publicidad
Comunicación · 16 de Septiembre de 2011. 14:52h.

Historia del 'café para todos'

'30 minuts' analiza el "intento de aguar las revidincacions de las comunidades históricas"

Historia del 'café para todos'

Pujol, en un momento del programa

El programa '30 minuts' del próximo domingo -"Historia del café' para todos'" - analiza el nacimiento del estado de las autonomías, hace más de treinta años. El actual diseño autonómico se empezó a dibujar cuando murió el dictador Francisco Franco. Pero en aquellos momentos, que pedía la autonomía en España? "El tema autonómico estaba planteado en Cataluña y no estaba planteado en Otros Sitios."-Dice, en este reportaje, Rodolfo Martín Villa, ministro de la Gobernación en aquellos años y uno de los artífices de la transición española. “Es decir, en Extremadura o en mi tierra, en la Meseta, el tema era libertad y amnistía. La autonomía podía venir luego, pero no estaba en las preferencias".
 
La eclosión de reivindicaciones autonomistas que hubo a imitación de las demandas catalanas obligó a volver a dibujar el mapa de España: en desaparecieron regiones tradicionales como Castilla la Vieja o Castilla la Nueva ... algunas provincias cambiaron de región (Albacete dejó Murcia para pasar a depender de Castilla-La Mancha) y otras provincias se convirtieron en autonomía: Logroño se convirtió en La Rioja y Santander, en Cantabria. Incluso algunas regiones acabaron siendo autonomías aunque no lo querían. "Por Ejemplo, Madrid", reconoce Joaquín Leguina, que fue presidente de esta comunidad durante doce años.
 
Todo esto fue fruto de la política de lo que se conoce como "café para todos", un intento de aguar las reivindicaciones de las comunidades llamadas históricas-Cataluña, País Vasco y Galicia-ampliando el acceso a la autonomía en todas las regiones que lo pidieran. "En la pre-autonomía, en vez de pararse en el País Vasco, yo dije: 'No, esto tiene que seguir para todos'", diu Manuel Clavero Arévalo, ministre adjunt de les Regions en aquella època i pare intel·lectual del "café para todos".
 
El punto definitivo para la generalización del "café para todos" fue la petición andaluza de acceder a las mismas competencias que las comunidades históricas. Yo recuerdo que hizo fortuna la frase que decía: 'No queremos ser más que nadie, pero tampoco menos'", recuerda Rafael Escuredo, ex presidente de la Junta de Andalucía. "'No menos que ellos'. 'Ellos' siempre significa los catalanes. No quiere decir los vascos, porque los vascos los tienen a parte -matiza el ex presidente Jordi Pujol-. Los vascos tienen, en cierto sentido deberíamos decir, quizá la inteligencia que esto de España, allá ellos'. Nosotros, en cambio, queremos arreglar España".
 
En el reportaje se explican aspectos poco conocidos de la historia de las autonomías, como la existencia de un proyecto de Constitución del gobierno de Suárez-previo a la celebración de las primeras elecciones democráticas-en el que se preveía una autonomía de carácter federal para Cataluña, País Vasco y Galicia y una amplia descentralización administrativa para el resto de regiones.
 
"Historia del café 'para todos'" incorpora algunas imágenes de archivo prácticamente desconocidas. Una de estas filmaciones recoge la quema de una bandera española en Castilla.
 
El reportaje incluye fragmentos de una entrevista muy poco conocida al presidente Josep Tarradellas proveniente del archivo de Poblet. En esta entrevista, en 1985, Tarradellas reflexiona con una sorprendente actualidad: "Diecisiete autonomías, diecisiete parlamentos, diecisiete policías diferentes! Oiga! Todo esto representa unos gastos de este orden tan importantes que no sé si el estado lo podrá aguantar .. .!"
 
En el reportaje participan personalidades clave en la actual configuración del Estado autonómico: Rodolfo Martín Villa, ministro de Gobernación en aquella época; Salvador Sánchez Terán, ex gobernador civil de Barcelona y enviado especial de Suárez para negociar el regreso de Tarradellas, Jaume Sobrequés, ex senador de la Entesa dels Catalans y miembro de la comisión redactora del Estatuto de Autonomía de 1979, Jordi Pujol, expresidente de la Generalitat de Cataluña, José Manuel Otero Novas, subsecretario técnico de Presidencia y ministro de Presidencia con Adolfo Suárez; Manuel Clavero Arévalo, ministro adjunto para las Regiones y ministro de Cultura con Adolfo Suárez; Gregorio Peces Barba, ponente de la Constitución por el PSOE, Joaquín Leguina, ex presidente de la Comunidad de Madrid, Rafael Escuredo, ex presidente de la Junta de Andalucía y Miguel Ángel Revilla, fundador del Partido Regionalista de Cantabria y ex presidente de Cantabria.

Publicidad

5 Comentarios

Publicidad
#3 Omar Jayyam, Barcelona, 17/09/2011 - 14:52

Parece no importar que el famoso "café para todos" no es más que la expresión de la voluntad democratica de la gente. Los que querían un estatus especial sólo lo podíán hacer contra la opinión mayoritaria de los demás. Ya pasó en la II República y antes en la Primera.

#3.1 Eduard, BCN, 18/09/2011 - 22:23

no... es totalment a l'inrevés... a Espanya ningú volia autonomía ni ser comunitatat autónoma ni polles... els únics que no ho voliem erem els catalans...

#2 leixerit, Barcelona, 16/09/2011 - 22:51

El cafè que ens convé és "café puro Colombia". Allí a Cartagena van declarar la independència de la corona espanyola a les 11h., amb 11 canonades i dotze campanades el 11-11-1811. A veure si prenem exemple.

#1 emilio, a, 16/09/2011 - 18:02

pobres catalanistas..... que duro es lo suyo.

#1.1 Berenguer, Barcelona, 23/09/2011 - 14:18

sí...daros dinero a costa de nuestras arcas..para que seais iguales...incluso en "cultura"