Publicidad
Comunicación · 15 de Junio de 2022. 20:35h.

“La burguesía catalana ha perdido fuelle”

Miquel Molina, director adjunto de La Vanguardia: “Cuando se van miles de empresas esto tiene un efecto”

“La burguesía catalana ha perdido fuelle”

El periodista Miquel Molina afirma en ests entrevista con e-notícies que “la burguesía catalana ha ido perdiendo fuelle” en parte debido al proceso porque “cuando se van miles de empresas esto tiene que tener un efecto”.

Molina (Barcelona, 1963), director adjunto de La Vanguardia, presenta en la citada entrevista su libro “Proyecto Barcelona. Ideas para impedir la decadencia” (Libros de Vanguardia, 199 páginas, 13,5 euros) en el que se preguntaba si la capital catalana es “una ciudad decadente”.



En su opinión, “no se puede negar que hubo un efecto claro: si se van las principales empresas se van también sus directivos, servicios auxiliares y ello produce una merma”. “Hay menos dinero para patrocinios y para inversiones”, añade.

El autor insiste más adelante que “la tradicional buguesia catalana ha perdido fuelle y ya no es aquella burguesía que invierte en grandes proyectos”. La obra es posterior a otra que publicó en el 2018, “Alerta Barcelona.  Adiós a la ciudad complaciente”. También ha cultivado el libro periodístico y dos novelas: “Una flor del mal” (2014) y “La sonámbula” (2018).

Publicidad
Publicidad

13 Comentarios

Publicidad
#10 Kropotkin, Bic, 16/06/2022 - 17:40

¿Ya no se lo llevan a Andorra? ¿Y de que van a vivir? Jua, jua, jua,...

#9 Barcelonés, Barcelona no es Cataluña, 16/06/2022 - 12:07

" ya no es aquella burguesía que invierte en grandes proyectos”

sobre eso hay mucho mito y poca realidad, los grandes proyectos se realizaron con dinero del Estado y la burguesía se limitó a meter cucharada, en general casi toda, no toda por suerte, la burguesía catalana, sobre todo la actual se ha dedicado a descapitalizar las empresas

#8 Marcial Heredia, en tierra de cuñaos, 16/06/2022 - 09:51

La burguesía catalana se entregó al franquismo cuando vio peligrar sus intereses. Luego se entregó a la transición y al juancarlismo, inmediatamente después se rindió a Pujol, el nuevo Caudillo. Y como trágico colofón se ha entregado a sus verdugos naturales: los revolucionarios de la CUP. A sus caprichosos nietos de la CUP, que la esquilmarán.

#7 Un vallesà, a prop de BCN, 16/06/2022 - 08:36

Mataró, Sabadell, Terrassa, Igualada, Canet de Mar i així podria seguir citant llocs d'aquesta comunitat autònoma que eren referents en la fabricació tèxtil als anys 60, 70 i 80.
Ara només són CEMENTIRIS DE FÀBRIQUES.
Madrid ha passat de 7ª a 4ª ciutat financera i Màlaga no para de crèixer.
Catalunya: R.I.P.

#6 Ciudadano Sinmitos, Barcelona, 16/06/2022 - 00:00

Vale, muchos han perdido fuelle, pero no lo recuperarán hasta que no pierdan la estelada.
¡Ese es el problema!