Publicidad
Comunicación · 21 de Junio de 2011. 09:15h.

La Razón justifica su error en las nuevas tecnologías

Aseguran que no hubo manipulación en la fotografia del hombre sin cabeza

La Razón justifica su error en las nuevas tecnologías

Secuencia de fotografias de La Razón

La Razón, en su edición de hoy, da explicaciones sobre la fotografía de portada en la que aparecía un hombre sin cabeza durante la manifestación de los indignados en Madrid. El diario lamenta que "muchos medios se hicieron eco de la noticia –en realidad, de la no noticia– sin cumplir con la primera obligación de la que se supone es su profesión, el periodismo: contrastar la información".

"Lo que ocurrió fue que el fotógrafo, para tomar una imagen panorámica optó, no por el clásico objetivo gran angular, que produce cierta distorsión en la imagen, si no por las nuevas tecnologías", se explica, además de ofrecer toda la información técnica que justifica dicha imagen.


El diario lamenta que pese a su "contrastada objetividad, haya sido víctima de acusaciones impropias de medios de comunicación supuestamente serios". "La imagen de la portada de ayer no fue manipulada. La Razón ha pedido una rectificación de los medios de comunicación que vertieron insidiosos comentarios que, además, incumplieron la primera norma del periodismo: contrastar la información llamando, en este caso, a este periódico para pedirle su versión".

Publicidad
Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#3 Sir William Temple, Dublin, 22/06/2011 - 11:13

Una explicació del problema de l'stitching
http://www.dublin.cat/howth.html
Sense que serveixi de precedent, La Razón té raó.

#2 Carles Moreno, Barcelona, 21/06/2011 - 19:43

Cualquier persona que haya utilizado un programa para fusionar fotos sabe que los de la Razón dicen la verdad. Mirad las fotos de Gigapan, las de Google street o probad vosotros mismos con cualquier programa de estos. Otra cosa es que se le cuelen al fotógrafo los fallos del programa.

#1 badoc, Girona, 21/06/2011 - 12:33

Aquest diari és tant mentider, és tan compulsivament mentider que fins i tot truca les imatges perquè siguin mentida.
Imatges que no cal trucar perquè no hi surt res que no vulguin que surti. Simplement, la veuen massa real. Tenen el mono de la mentida i les han de falsejar.

#1.1 aiiii, barcelona, 21/06/2011 - 21:05

badoc no, babau!