Publicidad
Comunicación · 31 de Julio de 2021. 21:15h.

Puigdemont siente "vergüenza" de TV3

Riñe a la televisión pública por hablar de "la guardia pretoriana de Torra"

Puigdemont siente "vergüenza" de TV3

Los ex presidentes de la Generalitat, Carles Puigdemont y Quim Torra, han reprochado a TV3 que se refiera al Área de Seguridad Institucional (ASI), ahora disuelta por el actual Govern, como "la 'guardia pretonia' de Torra". "Qué vergüenza. Inexplicable, injustificable", ha comentado Puigdemont al respecto.



El primero en quejarse ha sido el propio Torra, que ha manifestado que "me imagino que @tv3cat se refiere al Área de Seguridad Institucional (ASI). Aprovecho para agradecer a todos los miembros y responsables de la ASI su trabajo y dedicación ejemplares. Fue un honor recuperar una institución republicana creada por el presidente Companys en 1938".



El periodista Pep Riera ha añadido que "siento que demasiado a menudo la televisión pública de Cataluña no tenga voz propia y haga seguidismo acrítico de la terminología y los enfoques periodísticos de los demás medios que sistemáticamente desprestigian de manera gratuita las instituciones catalanas". 84433-g.jpg

Publicidad
Publicidad

22 Comentarios

Publicidad
#22 pepe, Andorra, 02/08/2021 - 12:13

puigdemont? ¿Y ese quien es y pq habría q hacer caso a lo q dice?

#19 C, Vilassar de Mar, 01/08/2021 - 16:45

Si l'@KRLS està indignat és que l'assumpte ha de ser greu. Quanta dignitat.

#18 Pere, Girona, Spain, 01/08/2021 - 16:08

No es una guàrdia Pretoriana, ni res relatiu a seguretat.

Tothom sap que es un xiringuito més.

#17 Miguel, Hospitalet de Llobregat, 01/08/2021 - 15:51

Verguenza es dejar a los tuyos aquí y salir corriendo (bueno, escondido) para proclamarte líder supremo de los lazis. El tiempo pone a cada uno en su lugar y pasarás a la historia (la de verdad, no la de la "nova.............") como el presidente cobarde que huyo e hizo creer a los suyos que desde Waterloo trabajaria por ellos.

#15 Pepón, Bcn, 01/08/2021 - 14:05

Debería sentir vergüenza de sí mismo y el papelón de la DUI de los ocho segundos y su huida a Waterloo.