Publicidad
Comunicación · 15 de Septiembre de 2019. 14:44h.

TV3 flirtea con la “lucha armada”

Cristina Puig olvida los atentados de Terra Lliure

TV3 flirtea con la “lucha armada”

Cristina Puig

La presentadora de Preguntes Freqüents, Cristina Puig, empleó este sábado la expresión “lucha armada” en vez de terrorismo para referirse al terrorismo de ETA. El programa estaba dedicado a “Cómo afronta España la disidencia política”. Como suele ser habitual en la cadena pública, menudearon los términos “represión”, “exilio”, “represaliados” para referirse a los procesados por el 1-0.

El espacio contó con la presencia del diputado de Bildu Oskar Matute con motivo del juicio que comienza este lunes en la Audiencia Nacional contra 47 personas acusadas de participación activa, enaltecimiento y financiación del terrorismo para apoyar presuntamente a los presos de ETA en través de un entramado de entidades sociales.

La presentadora del magazine informativo no replicó ni repreguntó en ningún momento al diputado abertzale, ni siquiera cuando Matute acusó a la justicia española de organizar “montajes político-judiciales para continuar persiguiendo una causa política”. Tampoco lo hizo cuando el diputado de Bildu insinuó que las libertades están perseguidas en el Estado español.

“Seguiremos luchando para que la solidaridad no sea delito, para que la libertad no sea perseguida y para que el derecho de nuestros ciudadanos y ciudadanas, y de nuestro pueblo a decidir, sea reconocido democráticamente”, afirmó Matute. También consideró que los informes policiales que se presenten en el juicio serán “ridículo”. En ninguno de los casos Cristina Puig intentó cuestionar sus afirmaciones.

matute.jpg

La periodista tampoco se refirió a los atentados de ETA como actos terroristas, sino que los llamó “lucha armada”. Lo hizo cuando preguntó a otro de los invitados si en Catalunya “se esta aplicando en todo el mundo independentista la doctrina del País Vasco”, a pesar de que “no ha habido lucha armada”. Cristina Puig también preguntarle si “estamos normalizando la represión y la criminalización de la protesta”.

El abogado y miembro de Irídia - Centro para la Defensa de Derechos Humanos, Andrés García Berrio, afirmó que “quien tiene el poder siempre tiene la tentación de intentar reprimir la disidencia” e indicó que el Estado ha puesto en marcha una “operación represiva” para “restar fuerzas” a la disidencia política.

Por otra parte, el FAQS también entrevistó al miembro del CDR, Adrià Carrasco, que huyó de la justicia española a Bruselas hace más de un año. El cairon que TV3 puso sobreimpresionado en pantalla decía “hace un año y medio que vive exiliado en Bruselas”, mientras que Cristina Puig se refirió a él como uno de los “represaliados” que se encuentra en “el exilio”.

Publicidad
Publicidad

37 Comentarios

Publicidad
#35 Pajillero estelado, Barcelona, 17/09/2019 - 07:01

El cierre de TV3 no puede esperar más. Es urgente

#33 Alcoberro´s, Barcelona, 16/09/2019 - 17:37

Es el programa que fabrica más odio hacía España de toda la parrilla de TV3.

#32 AnnaMollet, Mollet, 16/09/2019 - 12:48

Cristina Puig, debe ser despedida de forma inmediata por hacer apología del terrorismo(Eso es un delito grave).

A esta "periodista" debería de ser obligada a ver las fotos de los 5 niños asesinados por ETA en Vic y los 4 niños asesinados en Hipercor, a ver si tenía cuerpo para mantener la vista y ver lo que hicieron sus amigos asesinos.

#31 pregunto yo, Tarragona, 16/09/2019 - 11:50

¿Se han olvidado los catalanes de la sangre y sangre que derramó ETA en Cataluña ? ¿Cómo es posible que este programa tenga audiencia ? Es cierto aquello de que la sociedad catalana ha perdido toda dignidad.

#30 Didac, Barcelona, 16/09/2019 - 09:39

Fins que no es prenguin mesures dràstiques i severes contra aquest reducte infecte de fanatisme i tirania que es tv3% els sediciosos continuaran tenint una plataforma gratuita (perque es una entitat publica pagada per tots) per difamar contra tots els que no pensen com ells. Acomiadaments, multes i procesos a tot el cos directiu i tancar-la